Crítica gastronómica : Medio Oriente en Santo Domingo

Tuesday 26th, June 2012 / 21:30
Crítica gastronómica : Medio Oriente en Santo Domingo

falafelFaláfel es el nombre de un Bar Restaurante de la Zona Colonial de Santo Domingo. Lo conocimos hace ya unos ocho años cuando una singular bartender servía un delicioso vodka frozzen con mango en largos vasos.

Desde esa época no volvíamos, grande fue nuestra sorpresa al ver que el lugar ha crecido y mucho. Hoy ocupa una de las esquinas de las calles Sánchez y Padre Billini. Fue remodelado con buen tino, recreando un patio tipo colonial con una terraza. Es un espacio agradable que incluye una tienda de velas y jabones artesanales…. cabezas de Buda en algunos rincones… en fin, cosas que hacen dudar en donde está uno en realidad parado, sobre todo si te has tomado un vodka del aludido.

Por supuesto, la especialidad de la casa es el faláfel, palabra de origen árabe si se pronuncia con el acento, y hebrea si no lo lleva. El caso es que el faláfel se prepara con garbanzos o habas con los cuales se hacen bolitas que se fríen. Se sirven solas o dentro de un pan pita.

Eran pasadas las diez de la noche, el lugar empezaba a llenarse, ya no solo con personajes de la fauna alternativa como era antes, varias mesas estaban ocupadas por gringos con cara de turista aprendiendo a fumar tabaco. La mesera demasiado amable, al filo de una familiaridad excesiva ante un grupo de desconocidos y su entrenamiento como camarera no estaba a la altura. Le pedimos faláfel  para picar, las cuales estaban bien de sabor pero escazas, solo dos bolitas para cada uno de los tres comensales.

Ordenamos Shawarma, dos de pollo al curry con humus y uno de res a las especias; para beber pedimos jugos naturales, pero no había, preferimos agua y una cerveza, pero solo dos marcas tenían, ninguna nacional. El shāwarmā (del árabe شاورما) o döner kebab (en turco) o gyros (en griego), consiste en finas láminas de carne de cordero, pollo o ternera asada en un asador vertical, servidas dentro de un pan de pita junto con vegetales y otros acompañamientos.

Los potentes abanicos empotrados a la pared ayudaron a combatir el calor en el patio durante la espera que valió la pena solo por el Shawarma de pollo, bien sazonado y con la adecuada porción de curry; el de carne de res en cambio, estaba desabrido y un tanto duro.  Detalle importante es que en ambos casos el pan pita llegó frío, restándole gracia a esta especie de sándwich oriental que saca de la rutina y de apuro a cualquiera.

En resumen, el tema de la cerveza no es menor, sobre todo si se supone que ahora es un monopolio, no hay razón para no tener las marcas favoritas de los dominicanos y que los turistas llegan buscando.  El patio es un atractivo, pero no lo suficiente para  repetir la experiencia ni para recomendarla.

Gourmand taíno

Crítica Gastronómica de Cocina Caribe

Esta nueva sección pretende contribuir al mejor desarrollo de los servicios gastronómicos en la República Dominicana y en la zona Caribe. La experiencia del buen comer no se limita a la buena cocina, es necesario un entorno favorable que permita el disfrute de los sentidos que proporciona el arte culinario.  Las opiniones de los autores no representan necesariamente el pensamiento de este medio de comunicación.

comments powered by Disqus
La Nueva Cocina Dominicana

Siguenos:

Mail RSS Vimeo YouTube

Facebook