El sabor manda en “Como un chef”

Thursday 04th, April 2013 / 17:04
El sabor manda en “Como un chef”

Reproducimos aquí crítica al reciente estreno de “Como un chef” publicada en Diario Libre.

Las relaciones entre cine y gastronomía son de antigua data.  El cine nace como espectáculo público el 28 de diciembre de 1895, en el “Salon indien du Grand Café” de París, un lugar de moda en esa época, donde los hermanos Lumiére exhibieron, entre otros, el corto  “El desayuno del bebé”. Más tarde, vinieron momentos jocosos como el baile de los panecillos, o cuando Chaplin se come un zapato, ambas escenas de su largometraje  “La quimera del oro” (1925).   Pero es en los años 70 cuando la gastronomía pasó a ocupar un lugar central en películas como “La grande bouffe” (Ferreri, 1973), que plantearon una visión crítica de la sociedad. No obstante, es con “La fiesta de Babett” (Axel, 1987) que se inicia un ciclo donde la culinaria es vista como el arte que es. Otros clásicos del tema son “Como agua para chocolate” (Arau, 1992) y “Comer, beber, amar” (Lee, 1994).  La gastronomía es un mundo amplio y diverso, al cual entra de vez en cuando el cine, es el caso de “Como un chef”, entretenida comedia cuyo conflicto de fondo es la actual renovación de la cocina francesa y europea.

Un chef demasiado serio

como un chefJacky Bonnot (Michaël Youn) es un joven parisino cuya pasión es la cocina. Pero su exquisito gusto no es comprendido y sus ideas chocan con las de sus jefes. Despedido de su último trabajo y con la esposa embarazada, acepta trabajar como pintor de brocha gorda en un asilo de ancianos. Pero la cocina es más fuerte y termina involucrándose con los cocineros del hospicio. Para su fortuna, allí esta interno el dueño de un famoso restaurante de Paris, quien le da a probar al gran chef Alexandre Lagarde (Jean Reno) una sopa preparada por Jacky.  Lagarde no duda en ofrecer trabajo a Jacky, quien acepta colaborar con su ídolo, a escondidas de su esposa, para hacer un nuevo menú. Mas Jacky es un ortodoxo de la culinaria y pronto entra en discusiones con su nuevo jefe, provocándose divertidas situaciones.

Un meticuloso guión

como un chef 3El guión entrelaza finamente las tramas secundarias que convergen en esta historia. El chef Lagarde se lo juega todo con el nuevo menú, al tiempo que mantiene un conflicto con su hija que reclama lo que él no tiene : tiempo.  De su lado, Jacky corre el riesgo de perder al amor de su vida, a quien no ha pedido en matrimonio.  Una tercera línea de acción es la del villano de la historia, Stanislas, hijo del dueño del restaurante, que quiere tomar el control para transformarlo siguiendo las nuevas tendencias de mercado. Por último, Lagarde es conductor de un famoso programa de televisión que se transmite en vivo y en el cual Jacky debuta.  El entramado consigue una dinámica en espiral de la acción dramática – cada vez que se retoma un tema éste ha evolucionado – dándole al filme un aire de frescura e intensidad narrativa.

Los intérpretes

Jean Reno hace ya rato que logró salirse del encasillamiento en que estaba con sus personajes mafiosos y en esta película sigue explorando la comedia, pero no hay duda que su rostro no le ayuda mucho. Se ve convincente pero sin deslumbrar. En cuanto a su co-estrella, es grato ver rostros nuevos y Michaël Youn confirma que tiene talento para este tipo de películas, aún cuando en algunas escenas luzca con demasiado maquillaje.

Lo jocoso y lo apetitoso

como un chef 2Cierto es que se trata de un tema que no es masivo fuera de Francia y quien no maneje algunas claves de lo que ocurre con la gastronomía hoy en el mundo se pierde buena parte de la diversión. Porque esta historia pone en tensión postulados culinarios, provenientes de los experimentos de algunos chefs españoles y nórdicos durante las últimas dos décadas, como la llamada cocina molecular, y los contrasta con la culinaria francesa, paradojalmente menos dada a las revoluciones gastronómicas.  Lo jocoso deviene de la mofa que se hace de esa cocina ultra refinada, artificiosa, cara y elitista. El summun es la presencia del realizador español Santiago Segura – el creador de “Torrente” – quien participa de la farsa haciendo de temperamental chef español.  Lo importante en este caso, desde el punto de vista de la culinaria, es que Jacky, el personaje protagonista, tiene como meta mantener y mejorar el sabor de su tradición.

Recomendable para quienes gustan de las comedias livianas y para los que viven de cerca la gastronomía y su evolución moderna.

 

Mario Núñez Muñoz

 

FICHA TÉCNICA

Comme un chef. Francia-España 2012. 84 minutos.

Dirección y guión : Daniel Cohen

Música : Nicola Piovani

Fotografía : Robert Fraisse

Intérpretes :

Jean Reno

Michaël Youn

Raphaëlle Agogué

Julien Boisselier

Salomé Stévenin

Serge Larivière

Issa Doumbia

Bun-hay Mean

Pierre Vernier

Santiago Segura

comments powered by Disqus
La Nueva Cocina Dominicana

Siguenos:

Mail RSS Vimeo YouTube

Facebook